Saltar al contenido
Reflexiones

Un verdadero amigo

— Mi amigo no ha regresado del campo de batalla, Señor. Solicito permiso para ir a buscarlo -—dijo un soldado a su teniente.

Permiso denegado —replicó el oficial. No quiero que arriesgue usted su vida por un hombre que probablemente ha muerto.

El soldado haciendo caso omiso de la previsión salió.

Y una hora más tarde, regreso totalmente herido, transportando el cadáver de su mejor amigo.

El oficial estaba furioso.

— Ya le había dicho yo que había muerto. Dígame, ¿Mereció la pena ir hasta allá para traer un cadáver?

Y el soldado, casi moribundo respondió:

— Claro que sí, Señor. Cuando lo encontré, todavía estaba vivo; y pudo decirme:  “Estaba seguro que vendrías.”


Un verdadero amigo es aquel que llega cuando todos se han ido.

Hoy te pregunto, y para ti, ¿Quién es tu mejor amigo?

Que tengas un día hermoso y lleno de amor.