Saltar al contenido
Reflexiones

Si quieres salvar tu relación lee esto – Carlos Rizo

Las peleas en las relaciones son inevitables, pero hay ciertas frases que es mejor evitar para no pelear con esa persona especial, y estas son algunas de ellas.

El clásico: ¿Ya no me quieres?

Tu pareja no debe sentirse presionada de hacer algo que no quiere, solo para demostrarte su amor.

En lugar de tratar de manipularla, intenta ser transparente, sincero con lo que quieres.

Para empezar, si está contigo, y está intentando solucionar sus diferencias es porque en realidad te quiere.

Te lo dije

Es que, a quien le gusta que le tiren en cara a los errores que ha cometido.

¿Realmente crees que tu pareja se siente bien cuando le hacen este tipo de comentarios?

¿Te gustaría que él o ella lo hiciera contigo?

Creo que a nadie le gusta ser tratado como un tonto, intenta ser más empático, borra esa molesta frase de tu vocabulario y verás cómo su relación mejora día con día.

Entiéndela, apóyala para crecer juntos, y no olvides, que cada experiencia buena o mala, es una oportunidad para mejorar juntos.

¿Desde cuándo te gusta eso?

Para que una relación pueda ser fuerte y duradera, ambas partes deben entender que con el paso del tiempo todos vamos cambiando.

Y nos pueden surgir intereses e ideas distintas, como bailar, pintar, o escribir, cuando esa idea antes jamás cruzó por nuestra cabeza.

El que él o ella le nazca el interés de probar cosas diferentes no representa una amenaza para su relación.

Pero negarte a aceptarlo, o tratar de evitar que tu pareja experimente esta faceta, sí lo es.

Recuerda que, aunque estén en una relación, ambos siguen siendo seres individuales, y lo que él espera de ti y tú de ella es apoyó, no reclamos ni reproches.

Ahora no

Es normal que de vez en cuando no te encuentres de humor para hacer algunas cosas, como salir, pasear, ir al cine o visitar a los suegros.

Pero piensa en lo que siente tu pareja cuando esto en su mente se ha convertido en un “nunca lo hacemos” porque nunca quieres.

Explicar el “por qué ahora no” te ayudará a entender y tener una mejor comunicación con tu pareja, y le hará ver que existe una razón suficiente buena para no hacerlo en ese momento.

Así que no se trata de callar lo que quieres o piensas, sino de la manera en que lo dices y sientes.

Perdona, ¿Qué decías?

No prestar atención a tu pareja es de lo peor que puedes hacer.

Imagínate cómo te sentirías si tu novio o novia te ignora, o después de contarle algo muy importante para ti no tiene idea de lo que dijiste.

Pues justamente eso es lo que él o ella siente cada vez que tú lo haces.

Este tipo de actitudes no sólo deteriora la relación, también dañan la autoestima de quien se siente ignorado.

Así que, si por alguna razón no tienes ganas de escuchar a tu pareja, te sientes muy cansado o te duele la cabeza, es mejor que se lo digas y no esperes a hacerlo sentir mal o como que no te interesa.

Siempre o Nunca

“Tú siempre haces lo que quieres”, “Tú nunca te preocupas por mí”, “Tú siempre estás enojado”, “Tú nunca me haces caso”.

Son tan solo unas de las frases más comunes y dañinas en una relación.

La conversación no será para nada productiva si a cada instante se hacen acusaciones o se recriminan el uno al otro.

Al utilizar estas palabras, lo único que vas a conseguir, es que la otra persona se ponga a la defensiva o se sienta frustrada y simplemente deja de escuchar lo que dices.

No importa que tan molesto estés, en lugar de señalar los defectos de tu pareja, céntrate en soluciones.

Explícale cómo te hace sentir sus acciones y proponle una forma de arreglar las cosas.

De esta forma, lejos de sentirse atacado o atacada, esa personita especial reconocerá sus errores y trabajará en ellos.

Todo cambio es positivo, así que empieza por uno mismo.

¿Cómo se te ocurre hacer?

Cuando estás con alguien es porque te interesa su crecimiento, que se supere a sí mismo en todos los aspectos.

Estás para apoyar, y tu objetivo como pareja, debe ser animarlo cuando las cosas no están bien, aunque en realidad creas que ha hecho una locura, o tomo una actitud diferente a lo habitual.

Esta clase de discusiones, sin sentido, le harán sentirse muy mal por haberse equivocado; en lugar de sentirse apoyada y la preocuparás más.

No te creo

La confianza es esencial en toda relación, sin ella es muy probable que la pareja no logre sobrevivir por mucho tiempo.

Habrá momentos en los que puedas creer que él o ella te está ocultando algo, pero no debes obsesionarte con esto.

Si tienes dudas puedes planteárselas durante la conversación, una vez que hayan terminado de dar su comentario, y esta forma no se sentirá atacada.

Quiero terminar

Puede que en medio de la discusión salgan frases fuertes como esta, pero no puede ser otra cosa más que puro chantaje emocional.

Y para ser sinceros, quien quiere estar en una relación en la que nada es seguro y se encuentran siempre al borde del colapso.

Así que, por favor, no digas cosas sin pensar y si amas esa persona cuida tus palabras.